Los Retos Inmediatos de la SHCP de México

Jane Fraser CEO de Citigroup, se reúne con AMLO
11 agosto, 2021
Inclusión financiera y nuevos nichos de mercado gracias a la tecnología
12 agosto, 2021

Ramírez de la O es un economista de 73 años de edad, con un doctorado en la Universidad de Cambridge. Conoce bien el funcionamiento de los mercados financieros ya que prácticamente toda su vida ha sido un analista y consultor de empresas privadas. Cierto, no tiene experiencia en el servicio público pues nunca laboró en él. Así que deberá aprender rápidamente los vericuetos de la normatividad y burocracia pública. Para ello será importante aprovechar los cuadros ya existentes en la secretaría.

Ramírez de la O recibe a la SHCP en un momento difícil y delicado. La economía mexicana pasa por una fase en la que el crecimiento económico está rebotando en 2021, después de la peor recesión en 88 años en 2020. La expansión esperada de 6.2% en este año es precisamente un rebote hasta cierto punto natural que no debe confundirse con una mejora estructural de la actividad económica. Pero lo preocupante es que en vez de que el crecimiento despegue en 2022 para una plena recuperación, los pronósticos indican una desaceleración el año venidero a una tasa del PIB de 2.8 por ciento. Aunque esta tendencia es compatible con la economía global, es un motivo de preocupación.

Se comentan a continuación los principales retos que enfrentará. Hay un cierto orden de prioridades en esta lista.

1. La inversión privada está estancada desde mediados de 2018.  Ramírez de la O tiene una mejor disposición y ecuanimidad para recomponer el diálogo con el sector privado, ya que conoce lo que espera dicho sector para reanimar la inversión productiva.

2. La prueba de fuego más inmediata que enfrentará es el diseño del presupuesto federal de 2022, que deberá ser entregado al legislativo el próximo 8 de septiembre. De hecho, aún sin haber tomado posesión, ya estaba dedicado a ello.

3. La banca de desarrollo no ha funcionado como lo prometió López Obrador. De hecho, es prácticamente inexistente. Puede ser un instrumento eficaz para el desarrollo y un complemento de la banca privada. El problema ha sido que la han desprovisto de recursos, le han arrebatado fideicomisos y la tienen en un limbo olvidado.

El reto para Ramírez de la O es reactivarla. Se debe aprovechar que ya existe su estructura que puede ser útil para el financiamiento al desarrollo para cumplir con su vocación original.

4. Las aduanas son un problema serio. Antes, eran responsabilidad de la SHCP pero López Obrador absurdamente le encomendó su manejo y administración a los militares. Las aduanas se han convertido en un estrangulamiento para la actividad económica debido a su ineficiencia. El secretario tendrá que mediar con el ejército para buscar espacios de colaboración y poder influir en una necesaria corrección.

5. Finalmente, está el reto de enfrentar el repunte de la inflación. Si bien su combate es mandato constitucional del Banco de México, la opinión del secretario y acciones que pueda tomar la SHCP son relevantes. El secretario asiste a las sesiones de la Junta de Gobierno con voz pero sin voto. Aunque en las minutas de las decisiones de política monetaria no se identifican los nombres de las opiniones, su participación en esa instancia es importante por la influencia que puedan tener sus puntos de vista.

Fuente: El Economista e IMEF.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

x

Suscríbete a Crevolution Now y recibe las noticias actuales de la Industria de Crédito y Cobranza

Si deseas recibir la información más actual de la industria financiera, dejános tus datos.