La denominadas habilidades “Delta” serán clave en los empleos del futuro

Crediclub desembolsa el primer crédito grupal digital
15 octubre, 2021
Ecosistema Fintech seguirá con crecimiento en usuarios: Prestadero
18 octubre, 2021

Lo más probable es que en unos años las habilidades que nos ayudaron a ingresar al mercado laboral no sirvan para mantenerse competitivo o acceder a un mejor puesto. Tanto a nivel técnico como social, la demanda de competencias ha cambiado.

Los próximos años serán clave para el mercado laboral y el desarrollo de competencias. El Banco Mundial estima que para el 2025 se habrán creado 149 millones de nuevos empleos como resultado de la automatización y digitalización. Sin embargo, estas oportunidades demandarán una serie de competencias específicas en la fuerza de trabajo, tanto habilidades técnicas como blandas.

A medida que las organizaciones automaticen y digitalicen procesos, nuevos puestos de trabajo se crearán. De acuerdo con una investigación del McKinsey Global Institute, en los empleos del mañana disminuirá la necesidad de habilidades manuales y cognitivas básicas y se incrementará la demanda de competencias tecnológicassocialesemocionales y cognitivas superiores.

Según el Reporte global de brecha de habilidades 2020 de Udemy, el 78% de los mexicanos opina que la transformación del mercado y la demanda de nuevas habilidades es tan rápida que la formación actual se está quedando obsoleta.

Por una parte, la automatización reemplazará tareas y actividades; por otra, generará espacios cada vez más especializados.

Ante este contexto, la organización identificó al menos 56 competencias que denominó Delta, por el acrónimo en inglés de “elementos distintivos de talento”. Este conjunto de cualidades engloba tanto habilidades como actitudes que serán necesarias en los empleos del mañana.

Estas son algunas de las competencias Delta que se necesitan para el futuro del trabajo:

Pensamiento crítico

  • Resolución de problemas
  • Razonamiento lógico
  • Búsqueda de información relevante

Planificación y formas de trabajar

  • Desarrollo de plan de trabajo
  • Gestión del tiempo
  • Pensamiento ágil

Comunicación

  • Contar historias y hablar en público
  • Sintetizar mensajes
  • Escucha activa

Mentalidad flexible

  • Creatividad e imaginación
  • Adaptabilidad
  • Habilidad de aprender

Trabajo en equipo

  • Fomento de la inclusión
  • Resolver conflictos
  • Colaboración

Autogestión

  • Autocontrol y regulación
  • Integridad
  • Conocer las propias fortalezas

Fluidez digital

  • Aprendizaje digital
  • Colaboración digital
  • Ética digital

Uso y desarrollo de software

  • Alfabetización de programación
  • Análisis de datos y estadísticas
  • Pensamiento computacional y algorítmico

Fuente: El Economista.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

x

Suscríbete a Crevolution Now y recibe las noticias actuales de la Industria de Crédito y Cobranza

Si deseas recibir la información más actual de la industria financiera, dejános tus datos.