Presupuesto de Banco del Bienestar aumenta a más 1,000%; con morosidad a doble dígito

UIF busca prevenir el lavado y fortalecer el cumplimiento, impulsa certificación
17 agosto, 2021
Tiendanube nuevo unicornio, levanta 500 mdd de inversión
18 agosto, 2021

Durante el primer semestre del 2021, el Banco del Bienestar recibió una aportación de capital de 5,000 millones de pesos por parte de la Secretaría de Hacienda, con lo que su presupuesto para este año se ajustó al alza 1,613%, para contar con una partida presupuestal del orden de 5,309 millones de pesos.

En los últimos tres Presupuestos de Egresos a este banco se le han asignado de manera inicial partidas presupuestales que se amplían durante el transcurso de cada año y las cuales representan un incremento de más de 1,000% respecto a la cantidad original asignada, 

Según los registros de Hacienda, el gobierno ha asignado al banco durante esta administración 16,711 millones de pesos, de los cuales 15,464 millones de pesos han sido para el plan de expansión de sus 2,700 sucursales y el resto, 1,246 millones de pesos, para la ejecución del programa de Inclusión Financiera dentro del sector de ahorro y crédito popular.

Especialistas de asociaciones de la sociedad civil coincidieron en que, en primera instancia, los recursos que recibe el banco deben de contar con mecanismos de evaluación y transparencia que justifiquen el gasto que ha realizado el gobierno con este organismo, el cual se pretende sea el principal dispersor de programas sociales de la administración.

Además coinciden en que un plan de expansión de sucursales, así como el gasto destinado a ello, no hace sentido, cuando los servicios financieros transitan hacia la digitalización y, además, existen redes logísticas, tanto gubernamentales como privadas, que pudieran apoyar la entrega de los recursos de programas sociales.

Para Adriana García, investigadora de la organización México, ¿Cómo vamos?, es urgente que el gobierno presente un plan de fiscalización de dicho proyecto, con el fin de justificar las inyecciones de dinero a este organismo, especialmente la de este 2021, donde se deben de priorizar temas de salud y para la reactivación económica del país en el contexto de la emergencia sanitaria.

A junio de este año, el Imor del organismo fue de 19.33% debido a los porcentajes de morosidad, de dos dígitos, que tienen tanto su cartera empresarial como la de consumo, segmento donde se encuentran los préstamos que otorgó en su momento el organismo bajo el esquema de Crédito a Trabajadores de la Educación, el cual inició desde el 2014.

La colocación de crédito del organismo, actualmente está suspendida.

Fuente; EL Economista.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

x

Suscríbete a Crevolution Now y recibe las noticias actuales de la Industria de Crédito y Cobranza

Si deseas recibir la información más actual de la industria financiera, dejános tus datos.