Tendencia: Oficinas flex para el regreso

CNBV: Cartera de uniones de crédito disminuye, pero contienen morosidad
18 junio, 2021
Banco Mundial ha aprobado ocho préstamos al gobierno de México, 5 están activos
21 junio, 2021

Con la gradual activación de la economía y el creciente regreso a las oficinas, muchas compañías han comenzado a preocuparse por los riesgos y altos gastos que significa la nueva forma de trabajo. Derivado de esto, se han comenzado a implementar nuevas estrategias que permitan a las empresas adaptarse rápidamente a cualquier cambio imprevisto.

Las oficinas flexibles aparecen en primera instancia como la opción más apropiada para los tiempos que vienen. Este concepto implica que el espacio se adaptará siempre a las necesidades de la empresa, tanto de ubicación como de disponibilidad, amortizando por un lado costos innecesarios y una planeación de operatividad cautelosa ante el incierto panorama.

En México son cada vez más los espacios que se adaptan a esta modalidad, que una mejor calidad en los servicios y una alta productividad con formas innovadoras de utilizar los recursos con modificaciones en el diseño del espacio de trabajo que aportan un alto grado de flexibilidad y satisfacción en el personal.

Ejemplos de ello son empresas inmobiliarias como Newmark o complejos de oficinas como The Summit, ubicado en una de las zonas empresariales de mayor crecimiento en el país, que es el corredor Santa Fé.

Existen varias razones por las que las empresas eligen hoy en día un esquema de oficinas flexibles, algunas ventajas:

Comodidad: Con la serie de cambios que sufrieron muchas compañías en el último año, es una gran ventaja encontrar un lugar que ya tenga todos los aspectos cubiertos, desde los servicios de limpieza, el mobiliario, recepción, entre otros, en caso de requerir un movimiento inmediato.

Contrato flexible: Regularmente los contratos de los esquemas convencionales en complejos de oficinas eran de 5, 10 o hasta 15 años como mínimo. Mientras que en lugares como The Summit, los contratos son desde un año en adelante.

Fácil administración: Un solo pago para todos los servicios. Este tipo de lugares permiten que las empresas tengan un control de gastos más sencillo, pues el contrato incluye desde la renta, el mantenimiento, mobiliario, mantenimiento y obra.

Fácil reconfiguración: Tecnología y diseño de inmuebles de primer nivel, que permite una máxima optimización de los espacios y también la flexibilidad para reconfigurar el espacio de acuerdo a las necesidades de la compañía.

Integrando cada uno de estos elementos el proyecto también ofrece un balance entre tecnología y funcionalidad,  responde a la búsqueda de las corporaciones para crecer y mantenerse a la vanguardia con las nuevas formas de trabajo.

Además de todas estas ventajas,  ofrece menor costo de ocupación, entrega en solo dos semanas manteniendo la identidad corporativa, además de ser un proyecto 100% deducible.

Fuente: Forbes México.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

x

Suscríbete a Crevolution Now y recibe las noticias actuales de la Industria de Crédito y Cobranza

Si deseas recibir la información más actual de la industria financiera, dejános tus datos.