Autoridades consideran de “baja calidad” información de Sofomes para detectar lavado de dinero

México atractivo para inversiones de nuevas empresas tecnológicas
10 junio, 2021
¿Un tercer ojo? Sí ya existe y es un dispositivo para consumidores digitales adictos al Smartphone
11 junio, 2021

Derivado del diagnóstico que las autoridades encargadas de la prevención de lavado de dinero y financiamiento al terrorismo han realizado respecto a la información que envían las entidades del sistema financiero para detectar indicios de blanqueo, se ha concluido que en el sector de las sociedades financieras de objeto múltiple no reguladas (sofomes ENR) los datos que reportan son de baja calidad.

Actualmente, el sector de sofomes ENR está compuesto por 1,839 entidades en operación, lo que lo convierte como el de mayor número de intermediarios dentro del sistema financiero mexicano. En este contexto, la autoridad ha sugerido a estas instituciones subsanar las fallas detectadas en la información que reportan para efectos de prevención de lavado de dinero.

De acuerdo con el documento, dentro de los reportes enviados por estas entidades a la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), y posteriormente a la UIF, se han encontrado inconsistencias y omisiones en los datos de identificación del cliente o usuario; omisión del perfil transaccional del cliente, así como del monto de la operación reportada; falta de identificación de la actividad del cliente, entre otras.

“La mayoría de los reportes no señalan operativas posiblemente relacionadas con LD/FT (Lavado de Dinero / Financiamiento al Terrorismo), así como los indicadores implícitos en la probable comisión de estos u otros delitos”, se lee en el documento.

En los reportes se registran textos idénticos tratándose de diferentes sujetos reportados; sin que se brinde información que permita identificar si el cliente cuenta con un perfil transaccional, o en caso de tratarse de un usuario que se especifique la relación con el sujeto reportado en campo correspondiente”, añade el documento.

En la primera Evaluación Nacional de Riesgos, del 2016, el sector de las sofomes obtuvo una calificación de riesgo de lavado de dinero bajo-medio; sin embargo, en la segunda edición, realizada en el 2019 y presentada en el 2020, obtuvo una ponderación de riesgo medio.

Dentro del documento, la UIF sugiere mejorar la calidad de la información, especialmente en los reportes de operaciones inusuales, aquellas que no concuerdan con los antecedentes o actividades declaradas por sus clientes; o de operaciones internas preocupantes, aquellas relacionadas con directivos, funcionarios o empleados que pudieran contravenir o vulnerar el esquema de prevención de alguna institución.

Fuente: El Economista.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

x

Suscríbete a Crevolution Now y recibe las noticias actuales de la Industria de Crédito y Cobranza

Si deseas recibir la información más actual de la industria financiera, dejános tus datos.