¿Sabes por qué los hombres usaban pelucas y tacones en el siglo XVII?

En Semana Santa abrirán algunas oficinas bancarias en horarios tradicionales
31 marzo, 2021
¿Por qué es un buen momento para adquirir un Crédito Hipotecario?
1 abril, 2021

Todos los imperios occidentales querían un jardín como el de Versalles en su patio trasero. Bajo el mandato de Luis XIV en Francia, usar pelucas y tacones no era una cuestión femenina. Por el contrario, en la corte del monarca absoluto estos eran los símbolos de poder y masculinidad por excelencia.

Aunque se sabe que originalmente la costumbre de usar tacones masculinos comenzó en Asia, como un apoyo para orientar a los caballos al montarlos, la práctica muy pronto llegó a Europa como una cuestión de ornato entre aquellos que pertenecían a las clases más acomodadas de Francia.

Al alcanzar los altos círculos de la élite en el poder, los zapatos altos se entendieron implícitamente como una separación del suelo para quienes dirigieran el país. Literalmente, era una manera de demostrar, por medio de la indumentaria, que los nobles varones estaban en un nivel superior al resto de la población.

Por esta razón, Luis XIV no sólo usaba tacones, sino que también ostentaba pelucas que demostraban el poderío de su imperio. Además de alzar Versalles, debería de vestirse a la altura de su palacio: entre más rebuscadas y ornamentadas las prendas, mejor.

La corte de Versalles tenía en una alta estima el hecho de que sólo los hombres nobles pudieran usar tacones y pelucas. Eventualmente, este parámetro se extendió también a las mujeres adineradas y poderosas. Sin embargo, en Francia se pensó originalmente como una moda destinada a varones con altos rangos políticos y capacidades adquisitivas de élite.

Hoy en día, el panorama cambió. Los tacones son artículos prominentemente femeninos en Occidente. Aunque la cultura del drag se ha encargado de romper con estos estereotipos, bajo la premisa de que la ropa no tiene género, la masculinidad contemporánea tiene mucho trabajo que hacer en este terreno. Luis XIV, sin embargo, no parecía tener problema con ello en lo absoluto.

FUENTE: Muy Interesante

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

x

Suscríbete a Crevolution Now y recibe las noticias actuales de la Industria de Crédito y Cobranza

Si deseas recibir la información más actual de la industria financiera, dejános tus datos.