La banca mexicana ya incluye al cambio climático en sus factores de riesgo para financiamiento

El 55.3% de los mexicanos tiene hasta dos cuentas bancarias
19 febrero, 2020
Nafin destinará 306 mdp en créditos para mipymes en Ciudad de México
21 febrero, 2020

El cambio climático es un factor de riesgo que la banca está considerando en México a la hora de financiar proyectos de infraestructura, apuntalaron diversos representantes durantes el foro Nacional IMEF de Infraestructura.

“Todos los bancos estamos incorporando en los estudios de riesgos el factor de cambio climático…. No sólo son huracanes, ciclones, temblores, sino la parte de incendios”, dijo Alejandro Ruíz Suárez, director de energía e infraestructura de Banorte.

Pese a que los proyectos financiados tienden a ser de largo plazo y cuentan con pólizas, el factor de desastres naturales tiene más posibilidades de suceder que antes por el calentamiento global.

“Previamente teníamos estudios de viento de los últimos 20 ó 30 años, no había huracanes, ahora están impactando en las puntas del país… lo vemos en la península de Yucatán y de Baja California”, explicó Ruíz.

En el caso de Banorte, desde hace 18 meses que se considera las condiciones del clima en proyectos de relacionados con infraestructura energética. Esta área del banco financia una treintena de proyectos del sector.

Los bancos también tienen presión de parte de las calificadoras crediticias para incluir estos análisis de riesgos ambientales.

“Moody’s ya toma en cuenta riesgos ambientales, sociales y de gobierno (en sus calificaciones)… tenemos incendios en California, Australia, y definitivametne es algo que ya incorporamos en las calificaciones. No es que vayamos a empezar a reconocer esto”, dijo Roxana Múñoz, analista de Moody’s.

Bonos Verdes

Ruíz adelantó que Banorte analiza la emisión de su primer bono verde, un endeudamiento que servirá para financiar sólo proyectos que generan beneficios ambientales.

El primer banco privado en emitir un bono verde en México fue Bancomer en el 2018, con 3,500 millones de pesos a tasa variable en un plazo de tres años que servirían para fondear proyectos de energías renovables.

Del otro lado, empresas como la de infraestructura energética IEnova están ávidas de conseguir un segundo bono verde, apuntaló Nelly Molina Peralta, vicepresidente de la empresa.

En noviembre IEnova recibió 200 millones de dólares de parte de IFC y el Banco de Desarrollo de América del Norte para invertir en cuatro plantas de energía solar en México.

FUENTE : ECONOMÍA HOY

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

x

Suscríbete a Crevolution Now y recibe las noticias actuales de la Industria de Crédito y Cobranza

Si deseas recibir la información más actual de la industria financiera, dejános tus datos.