Play Business, una plataforma de crowdfunding que arriesga contigo

En Estados Unidos y Europa, se busca cómo evitar que la Inteligencia Artificial discrimine a mujeres y minorías. ¿De que manera se podrá aplicar en México?
22 enero, 2020
Amazon ha dominado la nube por bastante tiempo; ahora debe defenderse
27 enero, 2020

Cuando Marc y Joan Segura, un abogado y un ingeniero sin experiencia en negocios propios, se dieron cuenta de las dificultades de los emprendedores para montar una empresa, tuvieron la idea de establecer una plataforma digital de asesoría –primordialmente legal– a fin de ayudar a que esos nuevos negocios, o startups, pudiesen fructificar.
Claro que ellos fueron también víctimas del problema que buscaban resolver.


Al carecer de respaldo financiero para su plan, fracasaron; aunque irónicamente y gracias al tropiezo, los hermanos pudieron replantear su negocio para dirigirlo a la creación también, de una plataforma, pero que ahora permitiera –de forma ágil y digital– recabar fondos de posiblemente cientos de miles de ahorradores interesados en aventurarse a apoyar nuevos negocios.
Aprovechando el concepto de crowdfunding que emergía a inicios de la década pasada, o de fondeo para proyectos vía pequeñas aportaciones de miles de ahorradores, los hermanos optaron por canalizar sus energías a la creación de una plataforma electrónica que permitiese conectar a los emprendedores, o desarrolladores de negocios innovadores, con ahorradores en el país –todo de forma digital.

“La idea inicial es de Joan y Marc, luego nos fuimos agregando socios al equipo para convertirnos en pioneros en el tema de crowdfunding en México”, dijo Ciro Mosqueira, director de marketing de Play Business, en una entrevista.
Para este segundo intento, los emprendedores contaron con el respaldo financiero de esos amigos, así como de familiares, a quienes les gustó el concepto. Para 2014, Marc, Joan y sus socios pudieron lanzar la primera versión de su negocio de crowdfunding, al que bautizaron Play Business.

Con el tiempo, los hermanos Segura, quienes incluso usaron Play Business para hacerse de más recursos para poder crecer su negocio, fueron perfeccionando la plataforma y fueron conociendo mejor, tanto las necesidades de los emprendedores como el apetito de los ahorradores, así como la mejor forma para recompensar a quienes optaban por apoyar a esas nacientes empresas.
Así, para 2018, tras haber llevado a cabo 100 operaciones de crowdfunding con startups, Marc y Joan optaron por no sólo renovar su plataforma desde un punto de vista tecnológico, sino incluso ampliar el espectro de empresas a las que podrían ayudar para hacerse de recursos frescos para su despegue.


El cambio conceptual provocó que Play Business dejara de ser la plataforma digital de crowdfunding para negocios de reciente creación, a fin de convertirse en un sistema de fondeo para negocios ya establecidos, con ventas, con cierta reputación y con cierto reconocimiento entre potenciales inversionistas.
El nuevo producto, para empresas en operación, trajo consigo giros más comunes, no necesariamente empresas innovadoras desde una perspectiva tecnológica, como podrían ser cadenas de restaurantes, gimnasios, tintorerías o tiendas de consumo. Esas empresas pronto comenzaron a usar Play Business para hacerse de fondos vía su sistema de crowdfunding digital.
Ese año, Play Business, con su nueva plataforma, que hacía mucho más ágil y fácil las inversiones y la distribución de información del negocio entre la comunidad de usuarios que iban registrando su interés por participar en las ofertas de forma voluntaria, logró recabar 180 millones de pesos, o cerca de 10 millones de dólares, para 18 negocios que utilizaron sus servicios –cuatro startups y 14 negocios establecidos.
Claro que el cambio de la plataforma no sólo se dio a través de ofrecer financiamiento a pequeñas y medianas empresas con historial. La transformación fue también conceptual al optar por una forma más transparente para recompensar a quienes optaban por arriesgar sus ahorros en las empresas promovidas por Play Business.

Ese premio no fue otro más que distribuir entre los inversionistas un porcentaje de las ventas anuales de la empresa. El porcentaje lo definen previamente la plataforma con la compañía interesada en su sistema de crowdfunding digital. 
La nueva plataforma fue “bastante más fácil de entender, porque es una inversión en la que tú ganas a través de las ventas de los negocios” que promovemos, agregó Mosqueira. Como resultado, Play Business “ha tenido mucho más auge, ha tenido muchísimo más crecimiento que nuestro producto anterior”.
La nueva modalidad de Play Business, que siguió cobrando una comisión tanto a la empresa promovida, como al inversionista, atrajo nuevas compañías que, pese a ya contar con una historia operativa, seguían enfrentando limitantes para financiar su desarrollo, algo que en México, a diferencia de otros países, es común.


La falta de financiamiento empresarial es de hecho, de acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), la entidad encargada de recopilar las estadísticas económicas y sociales de México, la principal causa de quiebra de las pequeñas y medianas empresas en el país.
Actualmente, cerca de 72% de las pequeñas empresas y 60% de las medianas que operan en México carecen de acceso a financiamiento a través del sistema financiero formal, desde créditos de proveedores, hasta créditos bancarios, pasando por fondeo de entidades públicas.

Además, las que lo tienen pagan, por lo general, algunas de las tasas de interés más altas para empresas de esos tamaños dentro de los principales países desarrollados y en vías de desarrollo, de acuerdo con un estudio de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).
Es aquí en donde Play Business se ha convertido, en un corto periodo de tiempo, en una opción interesante para un creciente número de empresas que buscan fondos para crecer.
     

Así, cadenas de cafés, restaurantes o panaderías, como La Borra Café, La Cervecería de Barrio y Cinnabon, han encontrado en la plataforma de Play Business un aliado ideal para la expansión de sus negocios.
“Un banco te presta dinero, pero también te pide garantía. . . Donde se vuelve generoso [Play Business] es permitir el acceso a capital de aquel emprendedor que tiene ganas de hacer algo, pero que no tiene los recursos”, dijo Julio Beleki, director general de la franquicia Cinnabon en México, una empresa especializada en la venta roles de canela y otros productos similares, que levantó recientemente 26.5 millones de pesos (1.4 millones de dólares) a través de Play Business.

La plataforma resultó tan exitosa, que Cinnabon está ya planeando fondearse nuevamente a través de ella para continuar con la apertura de unidades.
Claro que para atraer a inversionistas, Cinnabon, que en México maneja la compañía Beleki Brands, ofreció entregar, como hacen de una manera similar todas las empresas que utilizan Play Business, 12% de sus ventas anuales a sus inversionistas, o un porcentaje que de acuerdo con cálculos de la plataforma y de la misma compañía daría un rendimiento anual a los ahorradores de entre 19 y 29%, dependiendo del éxito de la empresa para alcanzar sus metas anuales de ingresos.


Esas tasas, más la estimación de que los ahorradores recuperarían su inversión en un tiempo estimado de entre 4.7 y 6.3 años, generó gran interés entre la comunidad de inversionistas de Play Business.
Al cierre de la transacción, mil 278 ahorradores decidieron invertir en Cinnabon, por lo que la empresa casi duplicó el monto de recursos que esperaba recabar originalmente de 15 millones de pesos (795 mil dólares).
“La verdad es que no existen hoy por hoy muchas inversiones” para pequeños ahorradores que ofrezcan “rendimientos tan atractivos”, dijo Mosqueira, aclarando que el monto mínimo de inversión a través de Play Business es de siete mil 500 pesos (396 dólares), o un monto que incentiva la participación de los mismos trabajadores del negocio o de sus clientes.

La participación de empleados o de consumidores parece ser que es algo que ocurre frecuentemente, ya que entre 30 y 35% de quienes invierten en los negocios que promueve Play Business conocen de antemano el negocio, un elemento que muchos creen que agrega valor a los usuarios de la plataforma.
“Cuando estas ligado [como consumidor] a un negocio y tu éxito está ligado a las ventas de ese negocio, obviamente hay un incremento natural de consumo, lo recomiendas, llevas a tus amigos”, agregó Mosquiera. “Las empresas también pueden invitar a sus colaboradores [a invertir] para reducir la rotación de personal y generar pertenencia al negocio”.
Pero como ocurre en todo mercado y con todo negocio, no todo sucede siempre como se esperaba.

Un ejemplo de eso sucedió recientemente para Play Business cuando el medio digital, Cultura Colectiva, fundado por los emprendedores Luis Andrés Enríquez, Jorge del Villar y Adolfo Cano, falló en su intento por recabar 20 millones de pesos (un millón de dólares) a través de la plataforma de crowdfunding digital.
Al parecer, el complicado panorama por el que atraviesan los medios de comunicación en México y que ha llevado a diversas empresas reconocidas a despedir a decenas de colaboradores, como ha ocurrido con Grupo Expansión, la casa editorial de la revista de negocios del mismo nombre, hicieron que los ahorradores no estuvieran dispuestos a invertir en el nuevo medio digital.

“Esta startup no llegó a la meta. . . Ronda Fallida”, dijo Play Business en su plataforma tras acordar con Cultura Colectiva retirar su propuestas para recabar cuando menos 20 millones de pesos (un millón de dólares) antes del tiempo mínimo que habían fijado por el poco entusiasmo que generó el negocio entre la comunidad de ahorradores de la plataforma digital.
El tropiezo de Cultura Colectiva se dio a pesar de que Play Business, como hace con todas las ofertas, revisó desde un punto de vista legal, fiscal y financiero, la operación del medio digital.

Esa revisión es otro elemento que, junto con la decisión de Play Business de invertir entre 15 y 20% de los recursos que buscan recabar los negocios que promueve, hacen que esta plataforma sea distinta a otras que han surgido recientemente aprovechando el concepto de crowdfunding.
Por las inversiones que hacemos en las empresas que buscan fondos “estamos incentivados a asegurar la calidad de la estructuración financiera ideal de las marcas que estamos subiendo a la plataforma, porque mi ganancia real está en que a esos negocios les vaya bien”, dijo Mosquera “Entonces de cara al inversionista somos un inversionista más como ellos, porque también ganamos de las ventas de los negocios” que promovemos.

Play Business es así no solo una plataforma de crowdfunding digital ajena a lo que promueve, sino que, por el contrario, busca cuidar, por interés propio, el producto que difunde. Las comisiones “representan una décima parte de nuestros beneficios, la gran mayoría proviene de las inversiones en los negocios promovidos”, concluyó Mosqueira.


FUENTE: SENTIDO COMUN

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

x

Suscríbete a Crevolution Now y recibe las noticias actuales de la Industria de Crédito y Cobranza

Si deseas recibir la información más actual de la industria financiera, dejános tus datos.